PRÓLOGO.- DE UNA VISITA INDESEABLE

Qué pasa COVID-19, porqué has venido si nadie te ha invitado, si nadie en este mundo te conoce. Nosotros no te queremos, te odiamos, te maldecimos porque nos has hecho mucho daño, no sólo a nosotros los humanos; también a nuestro esquema social organizacional público y privado, a nuestras economías y has despertado el mayor desconcierto jamás conocido hasta ahora en todo el mundo.- Dime, ¿quién eres y hasta cuando te vas a quedar en nuestro país y en el mundo?

UNA RESPUESTA IMAGINABLE.-

¿Pero qué pregunta me haces cuando la respuesta la tienes tú mismo?, piensa. ¡Te ayudaré un poco ¡Para empezar te contaré que tengo otro aliado que ustedes no pueden desconocer, y que se dio a conocer en muchos países del mundo un poco antes que yo, en el mes de Octubre del año recién pasado. ¿Se acuerdan?, pero esa también es una pandemia de tipo social, que ha nacido según me han contado, desde que el mundo es mundo habitado por los humanos, y yo en cambio soy de la nueva generación como dicen ustedes, y aparecí por lo que he escuchado por un lío con un tal murciélago ¿te dice algo?; claro, y ahora la culpa de todo lo que pasa… ¡el culpable soy yo!.- Y que pasa con la contaminación que ustedes han provocado en el aire con sus industrias, y que pasa con el agua que han consumido sin ningún control y mantienen pueblos enteros con sequía. sin alimentación y muriéndose de hambre porque las industrias la consumen y más aún, el desperdicio de las mismas lo derraman totalmente contaminado para el consumo humano. ¿Te parece poco?.- Todo, todo lo que los humanos han hecho, lo hacen pensando sólo en el enriquecimiento material, personal sin preocuparse del daño que pueden estar causando a la vida, al medio ambiente, a la humanidad toda. Casi sin querer darse cuenta, han ido dañando paulatinamente el ecosistema del planeta y a pesar que son miles las personas en el mundo que están luchando por mejorar el medio ambiente, hay quienes estúpidamente siguen destruyendo esta hermosa tierra que ustedes tienen, porque primero está en ustedes el interés particular, la ignorancia, la ceguera, el egoísmo, la ambición y la testarudez humana.

Sé que en algún momento tendré que retirarme de este mundo y dejarlos a todos en paz y en libertad. Yo tan solo soy el producto de lo que ustedes mismos han construido, y ahora me he presentado furtivamente y sin puta invitación alguna, para cambiarles el curso de vuestras vidas que ustedes inconscientemente lo han querido. Deberán enmendar muchas acciones y cambiar muchas cosas cuyos resultados a la fecha son muy nefastos, cómo queda demostrado hoy mismo con mi presencia. Por lo tanto, a partir de ahora deberán poner muchas cosas en orden, abrir los ojos y no quedarse como yo, que no miro, no veo ni escucho y sólo se hacer daño.

En adelante, ustedes deberán ver más a fondo lo que están mirando, analizando lo que miran, cuestionando todo positivamente, con sentimientos, con amor, con el corazón que es lo que yo no tengo, con mucha solidaridad y con un sentido de equidad por sobre todas las cosas.
Por último debo decirles, que con mi sorpresiva visita, ustedes se habrán dado cuenta de la infinidad de falencias y errores, que las sociedades en el mundo vienen cometiendo y que a partir de mi visita, obligadamente tendrán que cambiar, reparar y/o mejorar rápidamente, como ya lo acabo de mencionar, a lo menos en lo siguiente:.
1.-Respeto al prójimo y con especial cariño, deferencia y amor a los adultos mayores. Los viejitos que han dado su vida por ustedes, y que yo sin saberlo se las quito.
2.-Salubridad en todos los ambientes y la adecuada mantención y cuidado de los bienes, utensilios de uso diario, de la manipulación de los alimentos, y especialmente no olvidar el lavado de manos con jabón o detergentes, antes y después de tocar o tomar cualquier cosa, porque ahí puedo estar yo, y ya saben lo que pasa.
3.-Mantener distancia adecuada para evitar que yo los siga contagiando, y guardarse en sus lugares de permanencia de vida, sin salir por ningún motivo de esos lugares a lo menos por el tiempo necesario para yo desaparecer definitivamente de este mundo, o hasta que ustedes nuevamente me llamen.

GRACIAS A PESAR QUE…-

Aunque el daño que estás causando con tu visita covid-19, ha sido y es todavía tan grande y trágico en nuestras vidas, en nuestro país y en el mundo jamás imaginado por persona alguna, inesperado y tan desgraciado, y que hemos tenido que aprender muchas cosas, como lo es el estar confinado en nuestros propios domicilios, compartir horas, días, semanas, y meses con nuestros hijos, con la familia, con los seres queridos, lo cual en todo caso, nos ha enseñado a darnos cuenta del verdadero amor, cariño y respeto que fluye al interior de cada hogar, y también nos ha permitido por otro lado, darnos cuenta de que ya no existe comunión en algunos hogares, lo que irremediablemente provoca diversas acciones, tanto de común acuerdo en ambientes más civilizados o de una gran discordia con resultados muy negativos; además, paralelamente a todo esto, hemos tenido que aprender a hacer cosas que antes nunca o poco habíamos hecho, pero que ahora producto de las cuarentenas que tú has causado sí las hacemos.- Hacer pan por ejemplo, hornear un queque, preparar almuerzo para la familia, lavar la ropa, planchar o hacer la cama; bueno, en general son muchas las cosas que hemos aprendido, aunque lamentable a un costo muy alto, muy triste y amargo, que jamás imaginamos tener.

Tu visita nos ha mostrado también, la falta de preparación y la mala educación que tenemos para sentirnos dignos hijos de esta hermosa tierra que nos vio nacer. No respetamos al prójimo, a nuestros seres queridos, a la familia, a la sociedad toda. Las leyes que nos hemos impuesto para regirnos en una sana sociedad, sólo son respetadas por algunos y no siempre, porque prima también en nuestros pensamientos, el egoísmo, el ego, la envidia, el rencor, y nos creemos muy vivos, pero cuando nos pillan decimos que es pura mala suerte, somos muy estúpidos; claro , no todos felizmente, y en ocasiones ignoramos también nuestras propias leyes.

Tu visita nos ha alertado además, con cuanta injusticia e inequidad estamos construyendo la vida en el mundo, y como si fuera poco, acompañados también de una alta delincuencia, del tráfico de drogas, de delitos de robos, asaltos, coimas, maltrato intrafamiliar, abusos a menores, y mucho, pero mucho más. Miles de campamentos donde por consecuencia de su propio estar, son castigados aún más fuerte, por el hambre, el frió, sin contar con los recursos más básicos de subsistencia como lo es el agua, el trabajo, la educación y la salud.

La enorme desigualdad que existen en comunidades, en regiones y en los países que por diversos motivos permanecen con una miseria incomprensible a diferencia de otros que gozan de grandes riquezas, nos han hecho sentir que todo esto está muy pero muy mal, y que debemos pensar en adelante, en comprometer de alguna forma y en algún momento que ojalá sea pronto, “compensaciones naturales entre los países”
Tú nos has remecido muy profundamente con tu visita, y ya no somos los mismos, difícilmente podremos seguir conciliando nuestros sueños sin antes hacer los cambios y las reparaciones que debemos hacer. No, no. ni un día más, porque este miserable espíritu y falso bienestar tan desigual que estamos viviendo, a partir de ahora lo vamos a cambiar ya, y antes de tu tan ansiada retirada para que alcances a ver, que sí somos capaces de aprender esta lección y ganarte esta guerra definitivamente, porque si hemos cometido tantos errores, te podemos decir con más fuerza que nunca, que también tenemos a nuestro favor, grandes virtudes y que en los momentos difíciles de nuestras vidas, hemos sabido salir adelante uniéndonos todos como un solo corazón, como una sola fuerza, y con una sola decisión sin divisiones de ningún carácter, ni político, ni religioso ni de ninguna otra índole, porque todos juntos y unidos haremos lo mejor de nuestras vidas, y saldremos sanos de este flagelo que nos has traído, para no verte nunca más.

Al final de cuentas, te damos las gracias por tu visita, porque a partir de ahora, estaremos obligados a hacer muchos cambios en nuestras vidas, desde el comportamiento familiar, social, comunal, regional a nivel país y estatal a nivel de gobierno. Tendremos que hacer cambios también, con acuerdos de mutua conveniencia entre los países y entre los continentes pensando principalmente en el cuidado del ecosistema, del medio ambiente, la salud, el bienestar de los pueblos, con equidad en su justa medida, y el derecho a una vida plena.

LA DESPEDIDA DESEABLE.-

Por el tremendo daño que has provocado en nuestras vidas y en todo el mundo, covid _19, sólo queremos que te vayas muy pronto y que desaparezcas para toda la vida. Sabemos que con tu visita habrás dejado marcado en el mundo un antes y un después, y que nosotros estableceremos muchos cambios y haremos todos los ajustes en nuestras sociedades, para establecer una vida justa, digna y en un entorno sano con respeto y con mucho amor… Nos cuidaremos siempre, nos uniremos y compartiremos las penas y las alegrías de la vida, cada día., pondremos énfasis también, en el cuidado del medio ambiente, y evitaremos caer nuevamente en estupideces que traen consigo un devenir muy amargo como lo ha sido con tu visita, te desterraremos a como dé lugar y haremos lo mismo también, con tu otro pariente del estallido social que se adelantó en el mes de Octubre pasado, para que no vuelvan nunca más. Hasta nunca y VIVA CHILE.

Muchas bendiciones, agradecimientos, salud, reconocimiento y fuertes abrazos para todos los trabajadores de la primera línea.