Esta página está construida desde la angustia, el desconcierto, y el miedo, con un corazón que late cada vez más firme , y con la esperanza de lograr recuperar muy pronto, un Chile mejor.

A mis 77 años, Profesional jubilado, 54 casados, con 3 hijos y 4 nietos, y todos en cuarentena, no quisiéramos encontrarnos con tan desagradable y maldita visita, me refiero al covid-19, por supuesto. Ya no resistimos más seguir escuchando y viendo cada día en la televisión, cómo se ha venido desarrollando el manejo por combatir a este virus y como el virus sigue avanzando cada día más, con las tristes consecuencias y pérdidas de vidas humanas en aumento…
Razón tengo en mi condición de un buen candidato para el covid-19, (soy diabético de la tercera edad), con más de 60 años de intenso trabado y un tanto nervioso por estar hoy con mi esposa y toda la familia en cuarentena por casi tres meses desde el días 6 de Marzo.

Al igual que tantos chilenos, tenemos mucha rabia, pena y angustia, de ver como se ha venido combatiendo esta epidemia, con tantos errores, con tantos cambios en la forma de análisis de la situación, de las estadísticas comparativas con otras naciones, y que no han ayudado en nada para eliminar esta pandemia. Con las medidas tomadas y la forma de aplicar las cuarentenas, sólo se ha ido incrementando cada día más este contagio. Porqué entonces, no se toman las medidas más drásticas urgentemente para evitar esta propagación. Si bien es cierto se han dotado todos los centros hospitalarios con los equipos adecuados existentes, y con un sinnúmero de adquisiciones de equipos y maquinarias especiales para el tratamiento del contagio, ya sea tanto por parte del gobierno como privados, y reparando otras que permanecían inoperantes por distintas fallas, todo lo cual se está ajustando a la forma como se va manejando este problema, pero no podemos seguir con este sistema dotándonos de tantas máquinas porque si ya estamos tocando fondo con el actual sistema, va a llegar el momento, que van a faltar lugares donde ubicar tantos equipos y tantos enfermos; y aun así, no vamos a ser capaces de satisfacer esta lamentable demanda…
El enorme costo que estamos generando con este sistema desde mi punto de vista, es la consecuencia de un gran equívoco, y que desde ya, ha sido mayor al costo que se hubiera generado con la aplicación de una cuarentena total desde un principio. ¡Por favor!…
Perdónenme, porque quiero desahogarme un poco, y sacar desde lo más profundo de mi ser, algunos pensamientos y deseos de lo que yo creo se debería hacer. ¡Ahora ya.!

Con todo respeto, yo, como tantos otros chilenos de corazón, Contador Profesional, con un bagaje laboral y cultural de más de 65 años, en distintos oficios y profesiones que he obtenido en la mejor Universidad Del Mundo, cuál es: , la Universidad de la Vida, me dirijo al mundo con el deseo de expresarles desde mi lugar de residencia, el siguiente mensaje que elevo a la más alta consideración; y lo hago, como una forma de contribuir desde mi punto de vista, con un granito de arena en la busca de urgentes soluciones al flagelo que estamos viviendo. Lamentablemente, considero que se han cometidos muchos errores, y que ha faltado el apoyo inteligente, profesional y logístico necesario al presidente.

Evidentemente nadie en el mundo estaba preparado para esto, y me doy cuenta que al pasar los días, se están tomando muchas medidas, aprendiendo de las consecuencias que a diario van surgiendo en los distintos países de todo el mundo, pero sólo para defenderse del covid-19., sin tener la capacidad para adelantarse a los hechos y tomar las medidas en forma drástica de una sola vez por todas.- Está bien que en esta guerra actuemos a la defensiva frente a un enemigo totalmente desconocido, pero si no sabemos cómo atacar, vamos a seguir perdiendo vidas humanas y esto no se va a detener, hasta que realmente tomemos nosotros la decisión de atacar.

En un momento se dijo recordando hechos históricos de nuestra Patria, “La contienda es desigual”, claro, y no sólo es desigual, sino que estamos peleando con un enemigo totalmente desconocido, y ante esto, no podemos seguir perdiendo a nuestros seres queridos. Ya es hora de nosotros atacar, pero no saltando al abordaje, sino guardándonos, evitando por todos los medios el contacto con este enemigo y lo más importante será, que si nosotros tomamos una firme decisión ahora, podríamos hasta fijar una fecha de término de esta guerra, y celebrar el triunfo con la derrota a la pandemia, tan pronto como se tome una firme decisión. Desde el inicio de este drama se dijo que el virus era tremendamente exponencial, (1-3-9-27-81-243-729-2187-6561), considerando que cada persona podría contagiar un promedio de tres personas,. y se tomaron medidas muy simples,(1-2-4-8-16-32-64-128-256), no sé cómo se calculó eso pero no fue buena la solución. De todas formas se indicó también, que estaríamos muy preparados con muchos equipos y con más adquisiciones que venían en camino. ¡Pregunto!- ¿por qué no se aplicó cuarentena inmediatamente con la amplitud que una bacteria exponencial requería? Bueno ya no se hizo pero nunca es demasiado tarde para corregir los errores.

Conociendo que en Chile, nuestra sociedad adolece mucho de aquello que se dice de las buenas costumbres, del orden, de la limpieza, del respeto a las leyes, y de una conciencia y responsabilidad realmente incomprensible. Por qué entonces no se aplican medidas mucho más drásticas y ejemplares para evitar definitivamente que se repitan estas inconsecuencias…

Todos sabemos a estas alturas que ya estamos tocando fondo, y la situación en adelante será muy trágica y muy penosa. Seguramente se van a seguir dando permisos, y salvoconductos permitiendo con las actuales medidas, que diariamente veamos a algunos estúpidos e inconscientes, salir por salir a la calle, algunos hasta sin mascarillas y otros para colmo contaminados, y como si fuera poco, arman fiestas más encima. Hay otros poderosos que para comprar unas pocas jaibas, simplemente toman su avioneta y transgrediendo algunas leyes prohibitivas simplemente lo hacen, o los fines de semana van en caravana a la costa. Salen más de 60 o 70 mil vehículos y solo devuelven o los regresan a unos 2 o 3 mil. Y qué pasa con la gran diferencia. Bueno, esos son seguramente los responsables, (¿?), porque tenían permisos; claro, y entonces me pregunto: quién está actuando mal, y porqué tantos permisos. No entiendo realmente.- Estamos muy mal.- Muy equivocados, engañándonos nosotros mismos. ¡Al diablo con todo esto! Basta de tantas inconsecuencias a la vista de lo que está pasando. Pero qué pasa con esta gente digo yo. Acaso están enfermos de la cabeza o simplemente son delincuentes comunes, que poco o nada les importa ser portadores de este maldito virus, provocando en muchos casos la muerte incluso a sus propias familias.

No señores, mi familia y yo estamos en cuarentena desde el 6 de Marzo, y veo que cómo se va manejando todo esto, llegaremos hasta el próximo año y no me imagino hasta cuánto tiempo más, y con una población muy disminuida por su puesto. Que gran pena amigos, los familiares, amigos, compañeros de trabajo, vecinos y muchos más que ya no veremos más.

La situación actual ya es demasiado triste y muy angustiosa para todo Chile y el mundo, y especialmente para las familias de mayor vulnerabilidad y mucho más aún, para aquellos que ni siquiera aparecen en las estadísticas de nuestra sociedad, gente en situación de calle que muchas veces son parte de nuestras propias familias y que por alguna razón, la situación de vida en nuestra sociedad, tal como las olas del mar van botando y golpeando los desperdicios contra las rocas, a ellos también la sociedad los va golpeando día a día contra la vida misma, hasta dejarlos morir.

En nuestro país Chile, nuestro Presidente, atendiendo a su alto espíritu social y de solidaridad, ha procedido a otorgar infinidades de ayudas con cajas de alimentos muy necesarias para un grupo social de la clase media y más vulnerable de nuestra sociedad, y ha ido otorgando diferentes bonos de gran ayuda, a la población con más dificultades económicas en todo el país, lo cual se agradece profundamente. Pero toda esta ayuda es aún muy insuficiente, y si pensamos en cómo vamos con esta pandemia, el costo de todo esto que no sabemos hasta cuándo podrá durar, me hace pensar que el país caerá en un desastre económico demasiado grande, afectando cada vez más a la población y al país entero. Todo esto ocurre porque lamentablemente nuestra realidad país, es muy diferente a otras naciones sobre todo europeas, donde el sueldo per cápita de la población es muy superior al nuestro, razón por el cual, no podemos hacer comparaciones del como atacar esta cuarentena, y como si fuera poco, la cultura de esos países dista mucho de la nuestra.

Creo que es el momento de tomar medidas y cambios mucho más profundos, y sabiendo que las cuarentenas no son respetadas por gran parte de nuestra sociedad, no queda otra alternativa para poner fin a esta pandemia, que tomar una medida más dura y efectiva, la cual humildemente sugiero.
Desde mi educación primaria en el Liceo de Aplicación, pasando después por el Instituto Superior de Comercio N° 1, titulándome de contador y posteriormente a la Universidad de Chile, donde no pude terminar mis estudios de Auditoría por razones de salud familiar, aprendí siempre que la crítica debe ser siempre constructiva y que tiene valor, sólo cuando junto a ella se sugiere o se propone una posible solución, que es lo que a continuación respetuosamente yo propongo. PLAN SEPTIEMBRE-OCTUBRE, MES DE LA PATRIA Y DE LA RAZA EN CHILE.

PROPONGO EL CONGELAMIENTO PAÍS POR 90 DÍAS

Esto incluye estado de sitio total, con cierre de las fronteras, Aduanas sanitarias perimetrales, regionales, congelamiento de todas las operaciones financieras, comerciales, productivas y de servicio que no sean esenciales para la sobrevivencia de la población. Que se congelen todos los cobros de arriendos, pagos de dividendos, de créditos, pagos y cobros de préstamos, de consumos luz, agua, gas, teléfonos, y el congelamiento de muchas o casi todas las actividades de trabajo, comercio y prestaciones de servicio, actividades productivas no esenciales, y mucho más, para evitar al máximo las irresponsabilidades de los ciudadanos, y la disminución paulatina y rápida de esta pandemia que nos está matando a muchos.
¿por qué hago esta propuesta de congelamiento país?
1|.- Principalmente porque debemos limitar al 100% la salida a las calles de toda la población, exceptuando evidentemente a todos los trabajadores de la primera línea, que tienen que ejercer una actividad primordial para el buen funcionamiento del país. Para el cuidado de todos aquellos que no ejercemos actividades necesarias e indispensables.
2|.- Porque de esta forma ya no debería permanecer latente en el diario vivir, que hay que cubrir los compromisos de vida de cad persona; como lo es, el pago del dividendo, del arriendo, de los consumos básicos, de los medicamentos, y de la alimentación básica y necesaria tanto para niños, la familia y los adultos mayores.
3|.- Porque de esta forma liberamos a todos los funcionarios públicos que ocupan su tiempo en controles y permisos justificados algunos y otros realmente vergonzosos, y redistribuyéndolos en las otras actividades que sean realmente necesarias para llevar a cabo el congelamiento país.
4|.-Porque sabemos del compromiso existente entre los alcaldes de todas las comunas del país, con su población. Por tanto ellos serán el principal apoyo para con el presidente, para efectuar la ayuda necesaria del sustento y la mantención alimenticia de sus comunas.
5|.-Porque el costo de un congelamiento país, por tres mese que sería lo necesario para erradicar esta pandemia definitivamente, a pesar de tener en estos tres meses un gran aumento, en el resultado final será la mejor inversión que el país haya logrado tanto en beneficio para la población, como para la economía del país, y además, con el beneficio del éxito real y el reconocimiento de todo el mundo.
6|.- En relación a las clases, evidentemente que el presente proyecto genera muchas complicaciones y esta es una de ellas. Por tanto, consecuente con lo dicho anteriormente, también me obligo a proponer en alguna medida, una posible solución:
6,1.- -Suspensión definitiva del año escolar presencial, pero con la aprobación del año escolar en todos los niveles de estudio, acondicionado eso sí, a un control en el mes de Marzo próximo, establecido en la forma y fondo para cada nivel, por ejemplo creo:
6,2.- Nivel básico. Tan solo para iniciar la idea. Los niños que están recién aprendiendo a leer, contarán con el apoyo de los padres, hermanos mayores, tíos, u otras personas del grupo familiar, que entiendan que sus niños tendrán aprobado el año escolar sólo si en el control de Marzo, demuestran que aprendieron a leer. Y así, se podrán seguir poniendo énfasis en lo que sea lo más importante aprender en cada nivel de la básica, como en matemáticas será aprender las talas de multiplicar, sumar y restar. En otros cursos será poner más dedicación a la lectura, a la historia, etc. En definitiva, será un trabajo que podrán ejecutar los profesores jefes de cada curso, teniendo en cuenta que no pueden excederse en exigencias para evitar aumentar el daño que ya están soportando los alumnos de todo Chile, con esta pandemia.

Lo importante es en primer lugar que no pierdan el año escolar, y que a pesar de la ausencia presencial a clases, han tenido de todas maneras una responsabilidad escolar en su propia casa, con un aprendizaje dirigido desde su colegio y en los pequeños, con la ayuda de sus familias..
6,3.- De igual forma se podrá medir y programar para los cursos más avanzados de la enseñanza media, técnica y universitaria, tareas dirigidas en cada nivel, y se me ocurre sabiendo que los chileno somos muy flojos para leer, lo que nos afecta en gran medida para una rápida y acertada comprensión de lo que estamos leyendo, que ésta es una muy buena oportunidad para recuperarse definitivamente en este sentido, creando la necesidad de leer, mejorando capacidades, conocimientos y cultura. El buen manejo de la lectura, conlleva paralelamente a un mejor desenvolvimiento social, con personalidad, con seguridad y con gran satisfacción personal.. Es un muy buen momento de hacerlo…

Sería maravilloso que el control de Marzo con los alumnos de la enseñanza media técnica, y/o universitaria, se transforme en una conversación o dialogo ameno del tema previamente acordado entre alumnos y profesores, en vez de un monólogo frío, tenso, duro como suelen ser estos exámenes.
En general, una buena y linda tarea para el Ministerio de Educación y los establecimientos educacionales. Sin duda deberían surgir inmediatamente otras buenas ideas, como por qué no crear clases mediante la colaboración de todos los canales de televisión distribuyéndose los distintos cursos de la enseñanza media, técnica y universitaria, unas tres o cuatro horas diarias en las mañanas o en las tardes, y así, se soluciona la desigualdad de aquellos que no tienen acceso a Internet, o que no cuentan con un computador, en fin el tema da para muchos análisis, y va a depender también de otras ideas que puedan ayudar, pero que con esfuerzo y voluntad todo se puede hacer.

Como se puede ver, este proyecto de congelación país. Conlleva grandes complicaciones de forma y fondo, principalmente habrá que mantener el diario vivir de todas las personas, proveyendo de los insumos elementales de alimentación, medicamentos etc..y todo esto por un período de 90 días, tiempo necesario para erradicar definitivamente la pandemia. No es una locura, por el contrario es una medida inteligente y adecuada para poner fin a todo esto y de una sola vez, para proteger y salvaguardar la vida humana.

Estoy seguro que a nuestro presidente, se le ocurrirá como se puede llevar a cabo este proyecto de un congelamiento país, y para hacerlo, va a necesitar la ayuda principalmente de todos los alcaldes que son los que están más cerca territorialmente en cada comuna con su población. A estas alturas con las complejidades que han tenido que batallar, indudablemente que ellos deben conocer perfectamente la realidad de sus comunas, conocer las poblaciones, los campamentos, y tendrán también al día los registros sociales y de mayor vulnerabilidad…
En generar, esto ha de ser el proyecto país más grande y jamás imaginado, que reunirá a todo el poder político, privado, jurídico y civil del país, Todos juntos unidos, sin banderas de colores políticos, ni religiosos, ni de ninguna otra causa, para luchar unidos como nunca en esta guerra, y ojalá con alianzas continentales y mundiales ya que el objetivo es de beneficio mundial.

Paradojalmente, podemos decir que en esta batalla, ya tenemos un punto a favor, cuál es: “Que esto si sabemos hacerlo muy bien, porque cuando Chile, está en peligro, todos somos una sola fuerza, unidos fuertemente hasta morir”. LA TAREA NO ES FÁCIL PERO TAMPOCO IMPOSIBLE.

ANÁLISIS PROFUNDO

Si pensamos más a fondo, y con tranquilidad ésta loca pero eficaz idea, se debería aterrizar al 100% en un plazo ojalá no mayor a 10 o 15 días. Una vez terminado el proyecto y listo para ponerlo en práctica, creo que sería altamente conveniente, consensual este proyecto e invitar a participar, a todos los presidentes del continente, especialmente, Brasil. México. Perú, Argentina, Ecuador, Bolivia, Uruguay, Venezuela, y todos en general, con quienes seguramente existirán o no existirán algunos compromisos vigentes propios de los acuerdo firmados por los gobiernos, pero será necesario hacerlo para lograr un éxito total de una sola vez a nivel continente. La unión hace la fuerza.

Pensemos como Jaguar que nos creemos y no actuemos como gatito. Chile es Chile, y la lleva en importantes eventos, ¿Por qué no ahora?.- Estoy seguro que podemos lograr el objetivo con un resultado altamente positivo, y porque en definitiva la respuesta para todas las naciones, será de un costo país, mucho menor comparado al costo que está generando el actual sistema de ataque al virus, y que no sabemos cuánto tiempo más podremos aguantar, y lo más importante es, “ELIMINAR EL COVID-19, DEFINITIVAMENTE”, tanto del país como del continente.

El lograr acuerdo a nivel continental, obliga congelar también y de común acuerdo, todos aquellos compromisos de cobro y pago de las cuentas contraídas entre los países. Un acuerdo de esta naturaleza, traerá sin duda muchos beneficios, porque se consolidarán mejores relaciones entre todos, surgirán seguramente algunos acuerdos bilaterales o multilaterales de beneficio común, y por sobre todas las cosas, se habrá puesto término a esta maldita pandemia y podremos empezar a trabajar con mucha fuerza, y a toda máquina, para levantar la producción de las empresas, el comercio, las Pymes, etc. Y podremos abrazarnos y unirnos iniciando una nueva etapa en nuestras vidas. No me atrevo a decir que el congelamiento debería ser mundial, porque hay naciones cuyos líderes que las gobiernan, son demasiado testarudos, ególatras, y estúpidos, que poco les interesa el bienestar de la población. Algo de esto hay en nuestro continente, pero yo confío en la capacidad y la inteligencia de nuestros gobernantes. Dios quiera así sea. VIVA CHILE.

Con todo mi afecto a las autoridades de Chile y el mundo, Fernando, el tata nano como me dicen mis queridos nietos.